¿Qué podemos hacer por la salud de nuestro hígado?

Resulta increíble pensa que en un órgano de apenas 1 kilo y medio de peso, millones de células trabajan sin cesar en más de 500 funciones biológicas. De todas las tareas que desarrolla el hígado, las más importantes pueden agruparse en tres: desintoxicación, metabolismo y almacenamiento.

DESINTOXICACIÓN

El hígado filtra y elimina las numerosas toxinas que la sangre contiene y que le llega principalmente a través de la vena porta ( procedente del intestino). Puede tratarse de toxinas producidas por el propio organismo ( como el amoníaco generado en la digestión de las proteínas) o las que ingerimos ( como el alcohol, fármacos, residuos de insectifidas en los alimentos, etc).

METABOLISMO

El hígado se ocupa de fabricas la bilis, un elemento fundamental para la digestión de las grasas que ingerimos. También se encarga de las grasas que ingerimos. También se encarga de la síntesis de proteínas, hormonas y factores necesarios para la coagulación sanguínea.

ALMACENAMIENTO

Por último actúa como almacén de vitaminas ( A, B, D, E…), de minerales ( hierro) y de glucógeno (reserva de energía en forma de azúcar).

Estas reservas las mantiene o disposición de las necesidades del organismo.

Conociendo las innumerables funciones que desempeña, es fácildeducir que mantener un hígado saludable es esencial para nuestro bienestar cotidiano.

Un hígado en forma es como un “aliado invisible” que nos ayuda a desintoxicar, nos permite asimilar los alimentos, fabricar sustancias y reservar nutrientes básicos para cuando los necesistemos. Hay que cuidarlo.

recto e higado

¿ Y qué podemos hacer por la salud de nuestro hígado?

  1. Seguir una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras y, por supuesto, es aconsejable evitar el alcohol y beber una buena cantidad de agua todos los días.
  2. No sobrecargar el hígado con excesos. Evitar las comidas copiosas y las bebidas alcohólicas y controlar el consumo de grasas saturadas ( embutidos principalmente) y el de carnes rojas.
  3. Mantener un hígado limpio. De la misma manera que nos aseamos por fuera, también es bueno asearnos por dentro. Existen plantas que son excelentes aliados, como la alcachofa por sus propiedades digestivas, y el cardo mariano por su papel hepatoprotector.

La medicina naturista siempre ha prestado una especial  atención al bienestar hepático, por lo que muchos profesionales son partidarios de hacer una “limpieza de hígado” una o dos veces al año. En “La Dietética de maribel” podemos aconsejarte de la mejor manera para llevar a cabo una depuración hepática.

Algunas plantas con propiedades depurativas y de protección hepática pueden ser de gran ayuda cuando cometemos excesos gastronómicos.

Un hígado sano y bien cuidado ayuda a muchas funciones que podrás apreciar a nivel digestivo e incluso de control de peso, dado que el hígado es el principal órgano del cuerpo encargado del metabolismo de las grasas.

11406184_1383137711985847_1426179496022965441_o
Libro Andreas Moritz ” Los secretos de la eterna salud”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s