Los Compuestos de la Cúrcuma Mejoran la Regeneración de las Células Madre en el Cerebro y Muchos Mas Nuestra Cúrcuma tiene un 6% de cúrcumina!

 

La curcumina, uno de sus ingredientes bioactivos más estudiados, exhibe más de 150 actividades potencialmente terapéuticas, incluyendo potentes propiedades anti-cancerígenas. La curcumina también es capaz de cruzar la barrera hematoencefálica, que es una razón por la que es prometedora como un agente neuroprotector en una amplia gama de trastornos neurológicos. Los investigadores han investigado previamente la curcumina por su papel potencial para mejorar la enfermedad de Parkinson, Alzheimer y daño por accidente cerebrovascular. También puede promover la salud del cerebro en general, cortesía de su potente antioxidante y propiedades anti-inflamatorias.

La reciente investigación animal,sugiere que otro compuesto bioactivo en la cúrcuma llamado aromatic-turmerone puede aumentar el crecimiento de células madre neurales en el cerebro hasta en un 80 por ciento en ciertas concentraciones, estas juegan un papel importante en la auto-reparación. Como lo informó Time Magazine:

“El mismo grupo de investigación encontró que las células madre que circulan en el sistema neuronal crecieron cuando fueron bañadas en una solución de aromatic-turmerone. Las células bañadas en el compuesto de la cúrcuma también parecían especializarse más rápidamente en ciertos tipos de células cerebrales.  

‘Es interesante que podría ser posible aumentar la eficacia de las células madre con aromatic-turmerone,’ dijo Maria Adele Rueger, una investigadora en el equipo, a la BBC. “Y es posible que esto a su vez pueda mejorar la reparación en el cerebro.”

Las personas con Alzheimer tienden a tener niveles más altos de inflamación en el cerebro, y la curcumina es quizá más conocida por sus potentes propiedades anti-inflamatorias.

IMG_20160928_165746.jpg

La Cúrcuma Podría Ser Una de las Hierbas Más Útiles en el Planeta

Los efectos de la cúrcuma no se limitan a la salud del cerebro. Como se señaló en un artículo anterior en GreenMedInfo sobre este tema, la cúrcuma ha “demostrado empíricamente modular de manera positiva más de 160 diferentes vías fisiológicas.”

Un estudio publicado en los Natural Product Reports7 en el 2011, describe a la curcumina como terapéutica para una amplia gama de enfermedades, incluyendo:

  • Enfermedades Hepáticas y Pulmonares
  • Enfermedades Neurológicas
  • Enfermedades Metabólicas
  • Problemas Autoinmunes
  • Enfermedad Cardiovascular
  • Enfermedad Inflamatoria

 

Por ejemplo, la curcumina ha demostrado beneficiar a las personas conosteoartritis. La investigación publicada en el 2011 encontró que los pacientes que agregaron 200 mg de curcumina al día a su plan de tratamiento, redujeron el dolor y el aumentaron la

movilidad, mientras que el grupo control, que no recibió la curcumina, no tuvo mejoras significativas.

Un estudio en el 2006 también encontró que un extracto de cúrcuma compuesta de curcuminoides (nutrientes de origen vegetal que contienen potentes propiedades antioxidantes) bloqueó las vías inflamatorias, impidió eficazmente el lanzamiento de una proteína que desencadena la inflamación y el dolor.

Los estudios que ahora ya son cientos,  han demostrado que la curcumina y otros compuestos bioactivos en la especia pueden ser útiles para una amplia gama de problemas de salud. Por ejemplo, la investigación ha demostrado que la cúrcuma puede:

Apoyar los niveles saludables de colesterol

Prevenir la oxidación de lipoproteína de baja densidad

Inhibir la agregación plaquetaria

Suprimir la trombosis e infarto miocardio

Suprimir los síntomas relacionados con la diabetes tipo 2

Suprimir los síntomas de la artritis reumatoides

Suprimir los síntomas de la esclerosis múltiple

Protegerlo contra el daño inducido por la radiación y toxicidad por metales pesados

Inhibir la replicación de HIV

Suprimir la Formación Tumoral

Mejorar la sanación de las heridas

Protegerlo contra el daño hepático

Aumentar la secreción de bilis

Protegerlo contra las cataratas

Protegerlo contra la toxicidad pulmonar y fibrosis

 La Curcumina Es una Hierba Poderosa Contra el Cáncer

 El Dr. William LaValley es uno de los principales médicos de cáncer de medicina natural. Ha pasado una cantidad considerable de tiempo estudiando la ciencia de la curcumina, la cual tiene la mayor literatura basada en la evidencia que apoya su uso contra el cáncer en comparación que cualquier otro nutriente. Esto incluye la vitamina D, que también tiene una base robusta. Se ha demostrado que la curcumina no es tóxica y parece ser segura en el tratamiento de todos los cánceres.

Curiosamente, parece ser universalmente útil para casi cualquier tipo de cáncer, que es bastante extraño teniendo en cuenta que el cáncer consiste en una amplia variedad de diferentes patologías moleculares. Usted no necesariamente sospecharía que hubiera una hierba que funcione para la mayoría de todos ellos.

Como se ha mencionado, la curcumina tiene la capacidad de modular la actividad genética, la expresión y el cáncer, puede destruir tanto las células cancerosas y promover la función saludable de las células. También promueve la anti-angiogénesis, lo que significa que ayuda a prevenir el desarrollo del suministro de sangre adicional, necesaria para el crecimiento de células de cáncer, y afecta a más de 100 diferentes vías moleculares una vez que entra en una célula.

Como lo explicó el Dr. LaValley, la molécula de la curcumina puede causar ya sea un aumento de la actividad de una molecular particular específica, o una disminución/inhibición de la actividad – de cualquier manera, los estudios han demostrado repetidamente que el resultado final es una actividad potente contra el cáncer. Es por ello que parece funcionar para prácticamente todos los tipos de cáncer. Además, la curcumina no afecta negativamente a las células sanas, lo que sugiere que se enfoca selectivamente en las células cancerosas.

Cómo Utilizar la Curcumina. Nuestra Cúrcuma tiene un 6% de cúrcumina! 

Para obtener resultados clínicos, no es suficiente añadir liberalmente la cúrcuma a su comida. La raíz de la cúrcuma en si contiene únicamente tres por ciento de concentración de curcumina y la curcumina es pobremente absorbida para que su cuerpo se active

Según el Dr. LaValley, las dosis típicas contra el cáncer son hasta tres gramos de un excelente extracto de curcumina biodisponible, de tres a cuatro veces al día. Una solución alternativa es utilizar polvo de cúrcuma cruda y hacer una micro-emulsión al combinar una cucharada del polvo con 1-2 y dos de aceite de coco derretido. Utilice una licuadora manual de alta velocidad para emulsionarlo. Simplemente tome precauciones para evitar el “síndrome de la cocina amarilla”. La curcumina tiene un pigmento amarillo muy potente y si no tiene cuidado, podría decolorar permanentemente las superficies.

Otra estrategia que puede ayudar a aumentar la absorción es mezclar una cucharada del polvo de cúrcuma en un litro de agua hirviendo. Debe estar hirviendo cuando se agrega el polvo ya que no funcionará tan bien si la echa a agua a temperatura ambiente y luego se calienta el agua y la curcumina. Después de haber hervido durante 10 minutos se creará una solución de 12 por ciento que puede beber una vez que se enfríe. Tendrá un sabor a madera. Sin embargo la curcumina se separará gradualmente de la solución. En cerca de seis horas se convertirá en una solución del 12 por ciento, por lo que lo mejor es beber el agua dentro de las cuatro horas. El Dr. LaValley también nos está ayudando a analizar las nuevas preparaciones de curcumina que simplificarán radicalmente este proceso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s